miércoles, 21 de octubre de 2015

El Arte de la Rocalla (El éxito o el fracaso)

En esta entrada voy a tratar el arte de hacer una rocalla con piedras y plantas.

1º- Elegir la zona para la rocalla, delimitar el contorno con una cuerda gruesa o con una manguera de riego, el contorno que sea desigual, formas onduladas rectas etc. Si la zona elegida es plana y queremos que tenga una pequeña elevación, podemos añadir tierra y de esta forma hacerla con una pequeña ondulación en el terreno, si escogemos con elevación añadiendo tierra, (damos por hecho que toda esa zona, la tierra ha sido removida bien por pequeño motocultor o removida a mano con azada, así como abonada,) deberemos armarla bien para que al llover o regar con manguera la tierra no se nos vaya, bien de obra, con algunos ladrillos o bordillo que resulte estético con el conjunto. (Tener en cuenta que las plantas hasta que no desarrollen bien sus raíces no van a retener bien el agua de riego o de lluvia.) (Igualmente dejo a elección el colocar malla antihierbas o no).

2º-Muy importante,  colocar las piedras que vayamos a poner haciendo la composición de como van a quedar, no mezclar piedras, o todas de río o todas de montaña, esta parte es muy importante. Dependiendo de la vista principal de la rocalla, las piedras más grandes entremezclar con pequeñas y no situar las grandes juntas, más bien esparcidas por distintas zonas de la rocalla.

3º- Una vez establecidas las piedras la vista que van a tener y el sitio, colocar las plantas conforme vienen del vivero con la maceta,  para ver como quedan y que aspecto tiene la rocalla, procurando siempre que las plantas de más porte  o sea las que se harán más grandes, queden en la parte trasera de la rocalla, colocando alguna mediana por el centro para romper un poco el esquema de la silueta trasera ya que será algo más alta,  y por último las de menor envergadura que quedarán por la parte delantera y central. Seguramente tendremos que hacer más de una composición hasta dar con la definitiva.

Enterrada 20 centimetros

4º- Cuando lo tengamos definitivamente claro y nos guste la composición, marcaremos el contorno de cada piedra y ésto es sumamente importante,  porque es lo que le dará vida a nuestra rocalla aparte de las plantas, cada piedra tiene que ser enterrada los 4 o 5 o 10 centímetros o los que hagan falta, con el fin de que la piedra quede semienterrada como si estuviera allí de toda la vida, que no se note que las ha puesto la mano del hombre, éste es el éxito o fracaso de una rocalla, aparte de las plantas que lleve así como su composición.

Estas piedras que pongo están diseminadas en la grava por todo el jardín, pero enterradas, sea en tierra o grava deben estar enterradas una parte, aunque esto no es una rocalla como ejemplo vale.. 


Semienterrada

Semienterrada





La mitad esta enterrada ya que es muy redonda
















En relación con algunas preguntas formuladas añado a este post:
                                                                                                               Cuando vayamos a confeccionar una rocalla, la zona que abarque dicha rocalla debe de ser previamente abonada con una buena capa de estiércol curado de caballo o con un buen sustrato, y removida con pequeño motocultor o a mano con azada, quedando suelta y esponjosa. A continuación pasar rastrillo para nivelar y eliminar posibles piedras. Si vas a poner riego por goteo ¿enterrado o a la vista?, lo que tu decidas. Igualmente, si vas a colocar maya antihierbas esto ya es a tu elección. Yo no suelo poner maya, prefiero poner corteza de pino o algún tipo de grava o grava volcánica. Si pones corteza de pino comprueba antes si  esa zona recibe fuertes vientos, si es así, la corteza de pino terminará esparcida  por todo el jardín. Si optas por colocar maya antihierbas a la hora de plantar corta un buen circulo que te permita trabajar bien la tierra así, como hacer un buen hoyo de plantación, igualmente para colocar y enterrar las piedras que vaya a llevar la rocalla.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tus comentarios.