miércoles, 13 de abril de 2016

Mirto Communis (Mirto, Arrayan, Mirtos etc.)

Nombre común: Arrayán, Mirto, Mirtos etc.
Familia: Myrtaceae
Origen: Especie oriunda de Europa meridional y norte de África.

Introducción :
Es un bello arbolito-arbusto mediterráneo frecuente en los bosques de la cuenca mediterránea, muy ramificado desde su base y un follaje bastante denso.  El nombre de Arrayán por el que también se le conoce, proviene del árabe ar-rayhan que significa el <<aromático>>, y del griego <<Mirtos>> que significa perfume.  Éste arbolito de hoja perenne puede alcanzar los tres e incluso hasta seis metros de altura.
Sus flores son blancas y nacen de las axilas de las hojas coriáceas muy brillantes, y se disponen sobre unos pedúnculos algo largos, floreciendo de finales de primavera al verano.


Mirto
Características :
Hojas, opuestas, brillantes, lanceoladas de forma ovada y algo aromáticas, cubiertas en algunos casos por una suave capa blanquecina a modo de polvillo. Toda la planta es muy olorosa y aromática, si cogemos unas hojas y las estrujamos entre las manos, nos dejan un aroma muy común de ésta planta.

Sus hojas. 
Flores, sus hermosas perfumadas  y abundantes flores aparecen en pedúnculos y presentan cinco pétalos con vistosos estambres. Su floración se produce desde verano a mediados de otoño.

Sus hermosas flores.

Fruto, después de su floración da paso a unas bayas llamadas murtones con las que se elabora un licor de bastante fama en la Isla de Ceredeña.
Este fruto comestible de color negra azulada, gracias a éstas bayas que suelen comer los pájaros se propagan en los bosques de la Cuenca Mediterránea.

Mirto y su fruto.
Riego, este arbusto-árbol una vez establecido requiere de muy escasos riegos es ideal para emplear en  xerojardinería. No tolera los encharcamientos.



Poda, el Mirto se utiliza aislado o para hacer setos, ya que admite muy bien la poda, ésta se debe aplicar después de la floración o a últimos de invierno. Debe de tener sol o semisombra, mejor pleno sol, admite cualquier tipo de terreno, (suelo bien drenado), pues no admite excesos de agua.
Soporta heladas débiles, así como la sequía, los riegos han de ser moderados.

Plagas, puede ser atacada por cochinillas y pulgones, no suele presentar grandes complicaciones.

Mirto o Arrayan.

El Mirto fue la gran estrella de la jardinería árabe y clásica, utilizándose para la formación de setos, siendo relegado por la moda a lo exótico, hoy día, de nuevo vuelve a estar de moda en los jardines de bajo mantenimiento, este arbolito no debería de faltar en ningún jardín mediterráneo.
Hay un libro llamado "Libro de la almohada" escrito por Ibn Wafid de Toledo (España 1008-1074) fue un médico y botánico hispanoárabe, según este libro que es un manual terapéutico, las hojas frescas del mirto, machacadas y puestas a macerar en aceite de oliva durante tres semanas al sol, impiden la caída del cabello, así como la utilización de sus bayas como condimento y también para curtir la piel. Tiene muchas propiedades medicinales, como astringente, anticatarral, balsámico etc.,  y su madera es muy apreciada por ebanistas y torneros.


Sus pedúnculos con sus yemas  abriendo dando paso a la flor.

Desde la antigua Grecia, fue Símbolo de amor y virginidad, pues estaba consagrado a Venus.
En la Grecia clásica, el mirto  estaba asociado a la Diosa Afrodita, simbolizando tanto la fecundidad como la fidelidad.

Plinio el viejo, describe en su obra Historia Natura ritos nupciales, en el que los esposos iban coronados con Mirto durante el banquete.

En época romana, la planta tenía su significado erótico, pues se utilizaba el Mirto en ramilletes, para azotar a las mujeres en las festividades de la Bona Dea, (diosa asociada con la virginidad y la fertilidad femenina, también asociada a la curación) con el fin de aumentar su fertilidad.

El cristianismo, lo utilizaba para coronar a los nuevos cristianos en épocas tempranas o representando a la Virgen con una rama en señal de virginidad.
Se la cultiva desde la antigüedad,  porque sus hojas y flores, representaban el símbolo del amor y la belleza.



Esta bella planta no deja indiferente a nadie, su historial bien merece la pena detallarlo.

Mi gran Currículum vitae:

  • Los árabes,  me llamaban  "El Aromático". "ar-rayhan"
  • Los griegos,  me llamaban "El Perfumado". "mirtos"
  • Mis hojas, estrujadas en las manos también desprenden cierto aroma, y tienen infinidad de propiedades medicinales,  según el médico y botánico Ibn Wafid,  (1008-1074) mis hojas pueden evitar la caída del cabello.
  • Mi madera, es muy apreciada por ebanistas y torneros.
  • En la Grecia antigua, fui símbolo de amor y virginidad.
  • En la Grecia clásica, estaba asociada con la Diosa Afrodita, simbolizando tanto la fecundidad como la fidelidad. 
  • Con mis ramas se coronaba a los campeones olímpicos.
  • En Roma, en los ritos nupciales coronaba a los esposos.
  • En Roma, fui también una planta erótica, pues de mi, se hacían ramilletes para azotar a las mujeres en la festividad de la Bona Dea.
  • Los Cristianos, me utilizaban para coronar a los nuevos Cristianos, y con una rama en la mano, representaban a la Virgen en señal de virginidad.
  • Me cultivan desde la antigüedad,  porque tanto mis hojas, como mis flores, representan el símbolo del amor y la belleza.
Francamente, si tuviera que decantarme por alguna de las 11 vivencias más importantes de ésta planta, no se cual de ellas escogería, todas ellas son fascinantes.
Así pues, te la recomiendo, yo tengo plantados tres ejemplares en suelo, pero también lo puedes tener en maceta, e incluso podar con la silueta que  quieras,  ya que admite muy bien su poda, y si quieres utilizarlo para bonsai, también te lo permite, ¿que más se le puede pedir?.
Recuperemos este bello arbolito, que bien lo merece. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tus comentarios.