jueves, 28 de julio de 2016

Abelia grandiflora (Abelia)

Nombre común : Abelia.
Familia : Caprifoliaceae.
Origen: Asia, Australia, México, (Su lugar de procedencia es China su especie original, dando origen a este híbrido).

Es un arbusto semicaducifolio, de ramas rojizas, pudiendo llegar a medir hasta los tres metros en altura. También hay algunos cultivares de porte bajo, pues de esta familia existen más de una veintena de cultivares distintos, aunque la más cultivada es la Abelia grandiflora (Abelia chinensis). Es un arbusto muy ramificado, con ramas periféricas extendidas, arqueadas y ramas centrales erectas.
Su nombre se debe al británico Clarke Abel  (1780-1826) médico y naturalista que lo introdujo desde China a Europa.

Abelia.
Sus diminutas flores.





Florece desde primavera hasta bien entrado el otoño. Destacando sus diminutas flores, con un período largo de floración si está situada a pleno sol, en semi-sombra, su tendencia es a florecer menos.


Sus flores de 1 centímetro; tubulares, blancas-rosadas, dispuestas en las extremidades de sus ramas y ligeramente perfumadas, después de su floración persiste el cáliz rojizo, ofreciendo una tonalidad muy llamativa.






Sus ramilletes de flores.

Es un arbusto de crecimiento rápido, por lo que requiere después de su floración podar sus ramas como mínimo cinco yemas, obtendremos para la siguiente temporada  por ese corte nuevas ramas y más floración, ya que sus ramas viejas ofrecen menos floración y algunas no florecen.


Aunque de este arbusto, a decir verdad, no me desagrada nada su porte original dejándolo a su aire, y practicando alguna ligera poda en sus ramas más leñosas y viejas, para que rebrote con más fuerza y a su vez de más cantidad de flores, ya que  el aspecto de ramas en cascada que presenta, ofrece una imagen muy singular esta bella planta. (Será cuestión, de hacer alguna que otra prueba, para ver con que porte nos quedamos.)






Abelia.

Flores de Abelia con Mariposa.


Es ideal para conformar un macizo o seto de mediana altura, también se puede colocar con otras especies de similares características. Probablemente, quedaría muy bien junto al Loropetalum chinense.
Tengo tres ejemplares pegados a una pared, para hacer un seto de metro y medio a dos metros de altura.


Es un arbusto que requiere de bastante riego; sin embargo, aguanta muy bien la sequía, recuperando rápidamente su porte si ha quedado algo lánguido por falta de riego. Soporta cualquier tipo de suelos, es una planta de gran rusticidad.





Sus hojas.
Sus hojas son opuestas ovado-lanceoladas; con margen aserrado, cortamente pecioladas, y con nervadura palmada muy pronunciada.

Abelia.





Necesita ser plantada en zona un poco abrigada; es conveniente colocar junto a un muro o pared, donde los inviernos sean muy fríos, ya que las heladas así como los vientos huracanados, son perjudiciales para esta planta, llegando a perder casi todas sus hojas.


Se multiplica muy fácilmente por esqueje, o estaca leñosa, normalmente arraigan todas, lo ideal hacerlo en los meses de junio-julio.







Abelia.




Como ya he comentado anteriormente, si deseamos que tenga un aspecto compacto, tendremos que podar sus ramas principales a mitad de su longitud, lo mejor es efectuar la poda a principios de primavera, antes de  empezar a mover.


En los meses de verano, como su crecimiento es muy rápido, es conveniente ir efectuando algún despunte, de esta manera conseguimos que la planta en su aspecto se vaya haciendo más compacta y tupida.








Abelia sus flores.


Es una planta muy resistente a plagas, pero puede atacarle el hongo "oídio", para evitarlo; no regar en exceso ni mojar su follaje, aunque en algún momento tenga  falta de agua y se quede algo lánguida, al regar, recuperara inmediatamente su porte erecto.


El "oídio", se aprecia en seguida, es un polvillo blanco que aparece en sus hojas más bien en el envés, aplicar un fungicida específico o polivalente al efecto, mojando bien todo su follaje y repetir la operación a los 15 días. Si sigue persistiendo repetir la operación.
(Del hongo "oídio", así como su tratamiento, está explicado en el post  "Euonymos Japonicus")





Abelia.







Es una planta que recomiendo por su fácil mantenimiento y el bello porte que presenta, así como sus diminutas flores, son pequeñas, pero toda la planta en sí es un estallido floral, dando paso a su cáliz rosado de singular belleza.




Abelia en otoño.








Esta planta si en flor es una preciosidad, cuando pierde ésta y queda su cáliz entre rosado y rojizo sigue siendo todo un espectáculo de color, acompañado por el contraste de sus hojas otoñales.














No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tus comentarios.