miércoles, 15 de marzo de 2017

Los Habitantes del Jardín Sylvia melanocephala (Curruca cabecinegra)

Nombre común : Curruca cabecinegra.
Especie : Paseriforme.
Familia : Sylviidae.
Curruca cabecinegra macho.




Los principales rasgos de esta bonita Curruca son; su capirote negro en los machos, que se extiende por debajo de los ojos y que contrasta intensamente con la garganta blanquecina, y su llamativo anillo ocular rojo. Los machos, presentan tonalidad grisácea en sus partes superiores y algo más pálidas en las inferiores.





Curruca cabecinegra hembra en estanque.

Las hembras, son de tonalidad más parduzca con zonas ventrales de color pardo pálido y su cabeza de color grisácea, ambos tienen el anillo ocular rojizo. Ésta Curruca se encuentra en casi toda la península ibérica a excepción de Cordillera Cantábrica, Pirineos y Asturias. La mayor parte de las poblaciones ibéricas son sedentarias.


Curruca cabecinegra macho en estanque.






La temporada de cría se extiende de marzo a julio, realizando dos puestas anuales y a veces tres. Tanto el macho como la hembra participan en la elaboración del nido, un pequeño cuenco de hojas y ramitas con hojas secas, pelos y plumas. La puesta suele ser de tres a seis huevos, incubados durante 13 días. Los pollos abandonan el nido a la tercera o cuarta semana.










Curruca cabecinegra hembra comiendo fruto piracanta.


Este pajarillo, se encuentra principalmente en matorral mediterráneo de porte mediano como jarales, acebuchares, coscojares etc., también en dehesas, pinares y bosques de ribera así, como en setos y jardines.
Su alimentación principalmente es de insectos, aunque en otoño e invierno consumen muchos frutos de arbusto mediterráneo.




Aunque no se trata de una especie amenazada en España, ya que parece hallarse en aumento en las últimas décadas, el catalogo nacional de especies amenazadas la incluye en la categoría "de interés especial"

Curruca cabecinegra macho.

Ésta pareja se encuentra todos los días por el jardín tanto en invierno como en verano, es una pareja residente. Les encantan los cacahuetes triturados naturales, así como pipas peladas y galletas.

Curruca cabecinegra hembra comiendo semillas.
Los dátiles les encantan, sobre todo los de mis palmeras ya que están dulces y de sabor exquisito.
El macho, su canto es muy agradable y musical, normalmente canta desde el mes de marzo hasta el mes de agosto.

Curruca cabecinegra macho comiendo dátiles.
Es un pájaro que sus vuelos suelen ser cortos, normalmente va de rama en rama o arbusto, no suele recorrer grandes distancias en vuelo. Suele vivir en arbustos y maleza a baja altura, también se le puede observar posado en los árboles de porte medio.

Curruca cabecinegra macho en árbol falsa pimienta

Curruca cabecinegra hembra en estanque.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tus comentarios.