viernes, 10 de marzo de 2017

Spathiphyllum (Espatifilo, Bandera blanca etc.)

Nombre común : Espatifilo, Bandera blanca, Vela del viento etc.
Familia : Araceae.
Origen : América Tropical.

Ésta planta su principal característica radica es su falta de tallo, crecen de un rizoma subterráneo que representa la raíz de la planta, y también el órgano reproductor de la misma, parecido a una raíz, conteniendo yemas en la parte superior y raíces en la inferior, viene a ser la raíz de la planta y el órgano de multiplicación de la misma. De éste rizoma nacen sus hojas directamente, y las nuevas plantas las podemos obtener por división de estos rizomas.

Espatifilo.
El Espatifilo está considerada una planta muy elegante de interiores, y al mismo tiempo es una estupenda planta para purificar el ambiente en el hogar. Es una planta que destaca por su gran belleza, elegancia, y su extraordinaria resistencia, siendo una de las clásicas de interior en los hogares. Es también una de las muchas que existen para adornar despachos, oficinas y establecimientos al público dada su resistencia y fácil cuidado.
Espatifilo.






Ésta bella planta destaca por el verdor intenso y tamaño de sus hojas, así, como por su extraordinaria floración (espata). Sus flores (brácteas modificadas), emergen del peciolo que une la hoja con la base de la roseta, ofreciendo esas bellas flores blancas en forma de espata casi todo el año, en contraste con su follaje tan verde, ofrecen una singular belleza a la planta que muy pocas son capaces de igualar.
Sus bellas y brillantes hojas.
Sus grandes hojas ovales, lanceoladas, verdes brillantes, con el ápice muy pronunciado, naciendo directamente del suelo. Éstas grandes hojas, aguantan muy bien en la planta bastante tiempo, siempre que le proporcionemos un mínimo de cuidados, por ello, con el paso del tiempo suelen coger bastante polvo, para su limpieza utilizar un paño impregnado de cerveza y pasarlo por sus hojas, volverán a tener ese brillo tan característico de esta planta. No utilizar productos en aerosol, pues con ese sistema sus hojas se quedan brillantes pero manteniendo el polvo. Es conveniente pulverizar sus hojas de vez en cuando, nunca sus flores, siempre utilizar agua sin cal o dejar reposar el agua unas horas antes de utilizar. Si quieres evitar el pulverizar sus hojas, coloca en su base un cuenco o plato con guijarros, piedra volcánica o pequeñas piedras de río, y un poco de agua sin que ésta toque la base de la maceta, de esta forma le proporcionamos aire húmedo a su alrededor por evaporación.





Flor de Espatifilo (Espata)

La forma tan peculiar de sus flores (espata) recuerda a la vela de una embarcación, esto, hace que en Inglaterra se la conozca como "white sails" velas blancas.
En esta zona del levante español tienen una larga floración, desde principios de primavera hasta casi pasado el verano, más bien entrando el otoño. Su flor (bráctea modificada), es una hoja modificada que recibe el nombre de espata que contiene el espádice de color blanco crema, y contiene sus flores tanto masculinas como femeninas. Cuando su espádice madura y se torna de color verde no le ocurre nada, simplemente es el proceso fisiológico de su inflorescencia.
Cuando tanto sus hojas como espatas se pongan mustias, éstas deben de eliminarse cortando desde su base.





Espatifilo.
Es una planta que le agrada la luz, siempre y cuando no reciba sol directo pues este quema sus hojas, igualmente que no reciba sol directo a través de cristales de ventanas para así evitar el efecto lupa. Tener en cuenta que esta planta tropical recibe el sol filtrado por los estratos de hojas de los árboles, nunca lo recibe directamente ya que no lo tolera.
A pesar de ser una planta que gusta de luz, también soporta niveles de poca iluminación, si bien en estos casos, florecerá algo menos.
Es conveniente evitar cambios bruscos de temperatura así, como corrientes de aire.
Es una planta que puedes tener también en exterior pero algo protegida.
Cuando la planta esté situada en un emplazamiento y veas que te funciona de maravilla te aconsejo no cambiar de ubicación,
muchas veces, cuesta encontrarle el lugar perfecto pero una vez encontrado mantener ahí.





Espatifilo.
El riego, ésta planta requiere de un riego asiduo en época de floración pero sin pasarse, el sustrato debe de estar algo húmedo siempre, pero evitando el exceso de agua. En verano con regar un par de veces a la semana es suficiente, y en invierno casi no regar, dejar que el sustrato seque, el que cuide la planta la debe de controlar, no te pases con el riego, a veces vale la pena quedarse algo corto que pasarse, si su porte se queda algo lánguido alguna vez, al regar recupera su aspecto rápidamente, si sus hojas se tornan amarillentas es señal de exceso de agua. Normalmente, en época de crecimiento y floración es cuando más necesita de agua. Cada 25 días abonar con un poco de fertilizante durante la floración.
En época invernal, deja que el sustrato seque dando a la planta un descanso de riegos, distancia estos riegos, pues este tipo de plantas lo requieren y agradecerán, aunque se ponga un poco lacia no pasa nada, recuperará luego su porte.





Espatifilo.



Como es una planta de crecimiento rápido, debes cambiar cada año de maceta o dividir la planta, si quieres dividir efectuar esta operación antes de la entrada primaveral. Igualmente para cambio de maceta hacerlo también antes de la entrada de la primavera.
También puedes tenerla un segundo año en el mismo recipiente, limpiando su parte aérea de sustrato viejo, y añadiendo una buena porción de sustrato nuevo.
Plagas : Las más comunes son araña roja, mosca blanca o pulgón. Aunque en interior es más inusual que tenga alguno de los problemas citados.







División del Espatifilo : Al no tener una en condiciones para dividir y sacar de la maceta, como muestra, pongo el de la planta Aspidistra eliator, pues cuando saques el cepellón del Espatifilo  lo que verás, es casi igual, a este que muestro a continuación.
Ésta división, efectuar siempre muy cerca de la primavera antes que la planta empiece a mover.

Cepellón extraído de la maceta.
 
Cepellón limpio de sustrato, limpiando
con las manos y agitando.



















Una vez limpio todo el cepellón, con un cuchillo bien desinfectado (muy importante a ser posible quemar con alcohol), separar del cepellón los rizomas para plantar en nuevas macetas, que contengan como mínimo 3 o más hojas, y con sumo cuidado para que sus raíces no se deterioren. Los rizomas cortados han de ser tratados con algún producto fungicida de amplio espectro y sobre todo que contenga azufre. Si no puedes conseguir éste producto, planta los rizomas sin ser tratados, pues lo normal, es que no tengas problemas y arraiguen todos o casi todos. Tener en cuenta que este tratamiento es para combatir algún problema que pueda tener la planta madre, así, como para vigorizar su enraizado, si estamos ante una planta que presenta un aspecto sano no tienes por qué tener problemas.
Una vez ya tratados o sin tratar, los plantas en macetas individuales con el sustrato que normalmente utilizas en la maceta madre, ya que no requieren estos rizomas de sustrato especial, a continuación regar. Esas nuevas macetas debes de ubicar en sombra y a temperatura aproximada de  > de 20ºC, hasta el momento que empiecen a sacar sus brotes nuevos, a partir de ese momento ya puedes tratarla como una planta más adulta. No es nada complicado, es más sencillo de lo que parece.
Si no quieres dividir y sacar nuevas macetas, el cepellón extraído, lo introduces en una maceta de mayor tamaño con sustrato nuevo, como cualquier otra planta que cambies de recipiente, regar y listo.


La Frase :

                     "Hay suficiente en el mundo para cubrir las necesidades de todos los hombres, pero no para satisfacer su codicia"

                                                                                            Mahatma Gandhi (1869/1948 







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tus comentarios.