viernes, 8 de septiembre de 2017

Lampranthus (Mesen, Uña de gato, Rayito de Sol etc.)

Nombre común : Mesen, Uña de gato, Rayito de sol, Crespinillo etc.
Familia : Aizoaceae.
Origen : Sudáfrica.

Dentro de la grandísima familia de las Aizoáceas la más grande de las suculentas, la especie Lampranthus, está compuesta por más de 250 especies, siendo todas ellas plantas suculentas originarias del sur de África, existiendo diversidad de colores en sus flores, aún, recibiendo distintas denominaciones dentro de sus variedades, todas ellas, presentan su característica de plantas suculentas de porte rastrero y catalogadas como plantas rústicas. Algunas de ellas, con el paso del tiempo presentan un porte algo más leñoso. Plantadas en suelo, algunas de sus especies son consideradas algo invasivas. En macetas, como plantas colgantes quedan muy vistosas.

Lampranthus spectabilis.

Lampranthus spectabilis en macetero.


Sus hojas y tallos carnosos típicos de las plantas suculentas.
Son plantas ideales para rocallas, taludes, macetas colgantes, maceteros etc., igualmente ideales para reemplazar y cubrir alguna zona donde el césped no suele desarrollarse en condiciones óptimas, siempre y cuando, no sea una zona que reciba paso continuo, ya que como tapizante es una planta ideal.




Lampranthus multiradiatus en maceta colgante.





Sus bellas flores hermafroditas se despliegan en cuanto reciben los primeros rayos de sol en período primaveral (últimos días de primavera), son plantas que necesitan de pleno sol, se tornan a cerrar cuando el sol desaparece, y su floración, perdura en la planta del orden de 15 a 20 días.
Es conveniente ir retirando sus flores marchitas, (cortar los pequeños pedúnculos).
Son extraordinarias plantas para jardines de poco riego o de tipo xerojardín.
Sus bellas flores.






Todas ellas, son muy fáciles de reproducir como cualquier otra planta suculenta, (primavera-verano) además, si las tienes en maceta, es conveniente cada tres o cuatro años reproducirla ya que con el tiempo pierden vigor llegando a florecer bastante menos, (en suelo no es lo mismo no hace falta reproducir). Igualmente, si quieres plantar en suelo para cubrir alguna pequeña o grande zona, base de árbol, talud, rocalla o reemplazar el césped en algún lugar que no prospera, también lo tienes sencillo son estupendas tapizantes o cobertoras, (suelo mullido y enterrar pequeños tallos a quince o incluso veinte centímetros de separación y al poco tiempo tendrás una zona cubierta por esta bella planta).
Dentro de las variedades existentes tienes de distintos tipos, de tallos más gruesos y carnosos, así como de hojas, también de diferentes colores en sus flores, tienes una extensa gama donde elegir, y cualquiera de ellas es válida para las explicaciones dadas anteriormente.

Para reproducir tanto en maceta como en suelo, no hace falta untar los tallos con algún producto enraizante, suelen coger todos sin ningún problema, despejar de hojas inferiores y enterrar así de sencillo, a continuación regar, no requieren de un sustrato especial con uno universal es suficiente. Realizar esta operación en primavera o verano.



Rayito de sol.




Todas estas plantas requieren de muy poco riego, quizás, decir ninguno podría considerarse algo exagerado, en invierno, con el agua de lluvia tienen de sobra ya que no requieren de riego, y en verano, esporádicamente, si riegas una o dos veces al mes tienen más que suficiente, tener en cuenta que son plantas suculentas.
Admiten perfectamente las zonas costeras y consecuentemente la salinidad, toleran algunas heladas de baja intensidad, del orden de -7 u -8 ºC, si tienes fuertes heladas y muy frecuentes no las tolera, así pues, en maceta poner a resguardo.






Mesen en macetero.



Son plantas todas ellas que no suelen presentar problemas de plagas, su principal enemigo es el exceso de riego o encharcamiento.
Admiten cualquier tipo de suelo por pobre que este sea.
Estas plantas aunque perennes, no suelen decir gran cosa cuando no están en flor, pues algunas presentan un porte bastante leñoso como ya dije anteriormente, pero, llegado el momento de su floración, es cuando se tornan sumamente bellas con ese estallido floral, toda la planta en sí queda cubierta por infinidad de flores, sus hojas y ramas, quedan desplazadas a un segundo plano apenas visibles.






Lampranthus coccineus  en maceta tipo cántaro con abertura superior.

Sin recibir sol con sus flores cerradas y recibiendo sol flores abiertas.





                         La Frase :
                           
                                                  "En la naturaleza no hay recompensas ni castigos, hay consecuencias."

                                                 
                                                                                              Robert Green Ingersoll (1833/1899)





           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tus comentarios.