viernes, 23 de marzo de 2018

Clivia miniata (Clivia)

Nombre común : Clivia.
Familia : Amarilidáceas.
Origen : Sudáfrica.

Estimados amigos/as, aunque el tiempo no acompaña, ¡ya estamos en primavera! y muy cerca de poder disfrutar de esta bella planta de temporada primaveral, tan sencilla y fácil de mantener así como de reproducir como veremos a lo largo de esta entrada.
Es una planta herbácea de raíces rizomatosas y muy carnosas, (no bulbosa.)
Muy resistente, de fácil cultivo, así como de gran belleza por su floración.
Como cualquier planta carnosa, esta aguanta largos periodos de sequía. Es una planta que requiere de pocos riegos, mejor pecar de poco que de exceso.
Esta bella planta crece y se desarrolla de forma espontánea en los bosques de África del Sur y en lugares protegidos de los rayos solares.
Como planta de interior es bastante popular, suelen tener algo de fragancia y su floración se da desde primavera-verano.

Clivia miniata.


Clivia.



Sus hojas, largas, anchas y carnosas de porte algo arqueado y de una tonalidad verde oscura, aunque existen algunos cultivares de hojas variegatas con tonalidad verde claro y color crema. Estas, nacen desde la base de la tierra sin tallo y se van superponiendo unas sobre otras.
Sus raíces, así como sus retoños nuevos, son bastante potentes, si se las deja en la misma maceta durante algunos años, llegan incluso a deformar la maceta, ejerciendo una fuerte presión sobre sus laterales que dificultará la extracción de la misma, llegando en algunos casos a tener que cortar la maceta si es de plástico para poder extraer su cepellón. En las de barro cocido, incluso pueden llegar a reventar la misma.






clivia.



Su escapo floral, nace del centro de sus hojas y sostiene sus bellas y elegantes flores en umbela y en cantidad más bien generosa, (puede llegar su escapo floral a tener 30 o 40 flores, en forma de embudo y corola provista de seis pétalos y de colores que van del rojo, al rojo anaranjado, amarillo claro,  etc.
Su floración, se produce entre primavera-verano dependiendo del clima de tu zona. En invernadero, florecen mucho antes. Sus flores, también se suelen utilizar como flor de corte en algunos arreglos florales.






Es conveniente cada tres o cuatro años a lo sumo  y una vez pasada su floración o antes de la primavera sobre el mes de enero o primeros de febrero sacar su cepellón y separar sus retoños que aparecerán algo separados y cercanos a la cepa madre, de esa forma, conseguiremos reproducir y obtener nuevas macetas. Con cuchillo bien desinfectado efectuar el corte siempre de abajo hacia arriba y esos retoños colocar en macetas no muy amplias ya que estas bellas plantas emiten más y mejores flores si sus raíces se encuentran algo más aprisionadas que muy sueltas con mucho espacio. Los jóvenes retoños tardarán un poco en ofrecerte esas bellas flores, pero tan pronto aparezcan un año ya aparecerán todos.
Podemos reproducir también por semillas, aunque este proceso en esta planta es mucho más lento y laborioso.

La siguiente imagen pertenece a una Hymenocallis littoralis o Lirio araña ya que no tengo ninguna Clivia para poder dividir, pero para la explicación que quiero dar vale perfectamente ya que los retoños de Clivia se verán igual. En este caso podríamos dividir y obtener tres macetas. 



Clivia miniata.
Al ser una planta que sus hojas aguantan mucho tiempo suelen coger bastante polvo, limpiar con un paño suave impregnado con cerveza natural que no esté fría o con agua y sus hojas se quedarán limpias y muy brillantes (suelo utilizar siempre cerveza para todo tipo de hojas grandes y quedan muy vistosas y brillantes.) No utilizar productos en aerosol para dar brillo a las hojas.
Es conveniente ir retirando sus hojas ya marchitas o cuando veas alguna amarillenta.
Si las tienes ubicada en interior colocar en sitio bien iluminado y que no reciba sol directo a través de ventanas, a ser posible que este quede matizado por alguna cortina, pero siempre bien iluminado. En exterior, terraza, balcón, patio etc. igualmente que no reciban sol directo.
Si las ubicas en suelo evitar una zona soleada, si recibe algo de sol que este sea débil, el de primeras horas de la mañana o el último del atardecer.




Clivia.
En invierno no hace falta regar la planta, ya que sus hojas carnosas así como sus raíces actúan de reserva para la planta, a lo sumo, con un pequeño riego tiene suficiente, esto provocará que llegada la época de floración obtengamos más y mejores floraciones, si fuese regada esporádicamente su floración curiosamente, se vería mermada.
En primavera y verano regaremos con riegos más generosos pero tampoco en exceso, así como en época de floración regar un poco más, y cada veinte días regar mezclando con el agua algún abono lo más completo y rico para plantas de flor o de interior.
La maceta debe de tener un buen drenaje, y si tienes puesto plato en su base para no manchar el piso después del riego el agua sobrante que pueda quedar en el plato tirar, no dejar con agua en su base, puede causar pudrimiento en sus raíces.


clivia miniata.





Para obtener una bonita y abundante floración en primavera-verano es conveniente en invierno que reciba uno o dos meses de frío, (frío, ¡¡no excesivo frío con heladas intensas!!), para ello, sacar al exterior en zona cubierta y entrar de nuevo al interior cuando lo estimes oportuno, es una planta que le beneficia en gran medida  pasar algo de frío.
Sus inflorescencias una vez marchitas cortar desde su base, no dejar que emita las bayas con su pequeño fruto ya que estos aun siendo algo decorativos debilitan la planta consumiendo reservas de la misma.






En cuanto a plagas no suelen tener, en exterior se puede dar el caso de cochinilla algodonosa en la parte inferior de sus hojas, siendo fácil su retirada manual o con ayuda de un trocito de algodón o pequeño bastoncillo, por lo demás, no suelen presentar mayores problemas, como ya dije anteriormente son plantas de muy fácil mantenimiento y de escasa dedicación, es una de las muchas que existen muy indicadas para personas que se inician en el fabuloso mundo de la jardinería.
Muy importante, no regar en exceso como ya dije anteriormente, en esta planta vale la pena pecar de poco que de exceso.
En cuanto al sustrato no requieren de un sustrato especial con uno universal para plantas de flor es más que suficiente, sobre todo que no sea un sustrato muy pesado.

Nota :
            Si tienes algún ejemplar ubicado en exterior en suelo o maceta y tanto por sol como por frío o fuertes heladas perdiera sus hojas, lo más probable es que se recupere y vuelva a brotar de nuevo llegado su momento. Si es conveniente que abrigues su base mediante mantillo, hojas, paja etc. 

Clivia miniata.
                             



                                     La frase :

                                                          "Nunca sabremos el valor del agua hasta que el pozo esté seco"

                                                                                               Thomas Fuller (1608/1661)

8 comentarios:

  1. Hola Juan, me gusta tu jardin sostenible y me ha parecido muy bueno tu post sobre la Clivia, un planta que yo no tengo y que siempre me ha gustado.
    Gracias potr tu visita al mio!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amiga Montse, es para mí una grata satisfacción y un honor que una persona tan entendida en materia de jardinería como eres tú me digas que te gustó la publicación, eso me da ánimos para seguir publicando sobre este gratificante y bello mundo que compartimos la Jardinería.
      Muchas gracias cordiales saludos y un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Juan es un placer conocerte, te encontré a través de mi querida Montse y te digo como ella pon para seguirte en tu blog y ya veras que gente más estupenda te encuentras. Tienes un blog muy bonito y lleno de preciosas fotos. Te visitare siempre que pueda, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lola, es para mí un placer y una satisfacción contar con gente tan estupenda y tan profesional como Montse y como tú, muchas gracias por los elogios, trato de aprender cada día un poco más de este maravilloso mundo de la Jardinería.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Juan! Yo te he conocido a través de Lola, (aunque a Montse también la conozco) y me alegro muchísimo de que me haya hecho llegar hasta aquí. Me ha encantado lo que cuentas sobre la clivia. La tuve en una ocasión pero no se me dio muy bien. Me quedo cerca para ir conociendo poco a poco tu jardín.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias Mónica, es para mí una enorme satisfacción como ya te comenté el tenerte en mí blog. Como bien dices, tanto a Lola como a Montse les estoy sumamente agradecido. Que me disculpen ambas si me hago un pequeño lio, porque una de ellas me presenta a otra encantadora persona y a su vez esta otra persona me presenta a otra encantadora persona en este caso tú. Así que pido disculpas porque a ambas les estoy sumamente agradecido. No pensé, que pudiera encontrar gente tan extraordinaria creo, que no lo pensé detenidamente porque a decir verdad ¿cómo no van a ser gentes maravillosas si todos compartimos y tenemos en común el amor por la naturaleza? ¡Difícil sería!
    Un fuerte abrazo Mónica

    ResponderEliminar
  5. Gracias a ti, Juan. Es un honor que nos hayas incluido en tu lista de blogs que sigues. Es una buena manera de tener los enlaces a mano para ir de visita :-) Yo también voy a incluir el tuyo en mi página, así pasaré a menudo por aquí.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El honor es mío Monica. Siempre a tu disposición.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar

Agradezco tus comentarios.