lunes, 25 de julio de 2016

Pistacia lentiscus (Lentisco)

Nombre común : Lentisco.
Familia : Anacardiaceae.
Origen : Es una especie típica y una de las joyas del mediterráneo, crece espontáneamente en todo el mediterráneo gracias a los pájaros que comen su fruto dispersando su semilla,  y en Islas Canarias, (presente en Gran Canaria y Tenerife), "protegida".


Lentisco.

Introducción :
Es un arbusto o arbolito si se le deja sin podar, con el paso de los años puede llegar a los siete metros de altura. Resiste mal las heladas, su desarrollo es sobre cualquier tipo de suelos. Antiguamente se le podía ver junto al palmito y otras especies por toda la costa mediterránea junto al mar, pues tolera muy bien las zonas salitrosas, así como los vientos costeros.


Lentisco.

Al llegar la expansión turística en la década de los años 70 y la construcción por toda la costa de grandes urbes y complejos hoteleros, fueron desapareciendo, quedan muy pocos ejemplares en algunas zonas costeras muy determinadas, ¡¡sin comentarios!!


También se encuentra en el interior, junto a la Encina el Algarrobo y en sotobosque de pinares. Penetra hasta regiones del interior como Castilla la Mancha, Extremadura, Aragón y algunos puntos de Portugal.

Hojas, esta planta, presenta unas hojas verdes brillantes muy lustrosas y bonitas, en sus comienzos son de una tonalidad rojiza, pasando luego a verdes a medida que van desarrollándose.
Son persistentes y paripinnadas de folíolos enteros y de contorno elíptico a oblongo lanceoladas.


























Es un arbusto que crece en forma de mata; necesitando de bastantes años para desarrollarse como árbol, pudiendo llegar a los siete metros, pero con los incendios forestales, el pastoreo etc., es difícil ver ejemplares adultos convertidos en árboles.

Su tronco, recubierto por una corteza de color gris que se agrieta al madurar, en su comienzo sus ramitas son rojas. Hay lentiscos con flores masculinas y otros con flores femeninas, ya que es un arbusto díoico, plantas macho y hembras independientes, las masculinas de color marrón y las femeninas rojas, estas flores carecen de interés ornamental.


El látex que produce, es aprovechado para elaborar una goma aromática para hacer barnices y aromatizante de licores. Se utilizaba como goma de mascar en los siglos V y VI antes de Cristo, o sea, era lo que conocemos hoy día como el chicle.


Fruto, hace unas flores muy pequeñas que carecen de valor ornamental; para dar paso luego a una drupa con su fruto, primero de color muy rojo y más tarde al madurar negra, siendo redonda y muy carnosa, de la que se alimentan infinidad de pájaros así como pequeños mamíferos.

Su fruto.


Riegos, es un arbusto ideal para emplear en xerojardinería, pocos habrán que le igualen en vigor, presencia, y necesidades hídricas, ya que son prácticamente casi nulas, admiten hasta cierto abandono.
Últimamente se esta plantando en bastantes complejos urbanísticos, así como en jardines públicos, pues como especie vigorosa que es y de atractivo aspecto si se la guía, ya que admite muy bien la poda, pues su porte no es nada vistoso como árbol.
Estos ejemplares de las fotos que muestro a continuación podados, son de un jardín público cerca de casa.
Los dos ejemplares que tengo en el jardín delantero, los voy podando para dejar tipo seto, similares a los de la foto del jardín público.

Lentiscos podados en jardín público.

Esta bella planta ha sido introducida como ornamental en México donde se ha naturalizado, está presente en zonas suburbanas y zonas semiáridas.


Lentiscos podados en Jardín público.

Se encuentran muchos ejemplares y bastantes desarrollados sobre todo en las comunidades de Murcia, Valencia y Cataluña, en la ribera del Ebro encontramos la mata de Darmós en el termino de Tivissa, donde tienen su propio refrán popular, que reza así:

                                                      Quien va a Darmós
                                                       y no ve la mata,
                                                       es como ir a Roma
                                                       y no ver al Papa.

Es un árbol milenario, figurando como emblema en el escudo del pueblo de Darmós.


Plagas, esta planta como no podía ser de otra manera gracias a su vigor y dureza es inmune a las plagas, a excepción del pulgón del Lentisco, este, produce agallas en sus ramas, no mojar su follaje y regar lo justo para evitar este pulgón. En caso de que aparezca tratar con los productos específicos.


Mi pequeño pero gran curriculum vitae:

  • Estoy considerada como una de las joyas del mediterráneo.
  • Mis hojas, han sido y siguen siendo muy apreciadas como acompañante para cualquier ramo de flores.
  • En la antigüedad con mi fruto, elaboraban el mejor aceite para antorchas y candiles.
  • De mi madera se ha obtenido uno de los mejores carbones.
  • En algunos lugares de España, como es en el municipio de Socovos en Albacete, existo como ejemplar que data de 500 años de antigüedad, así como en Cataluña, en el pueblo de Dármos un ejemplar de 1.000 años de antigüedad, figurando como emblema en el escudo del propio municipio.  
  • Mi látex, era utilizado como goma de mascar en los siglos V y VI antes de Cristo.
  • Mis hojas y ramas, son ricas en taninos y por mi carácter astringente me han utilizado en tratamientos bucales y estomacales, así como para otras muchas dolencias y enfermedades.
  • Mi fruto; (las guirnaldas), eran utilizadas por los griegos como símbolo de pureza virginal, adornando a las doncellas. 
  • En algunas regiones de España, actualmente soy una planta protegida. 
  • Como planta melífera que soy, atraigo a infinidad de abejas y otros insectos. 

Así pues, esta joya de planta, no puede faltar en ningún jardín que se preste a ser de tipo mediterráneo. Recuperemos este bello arbusto que tanto ha dado de sí a tantísimas generaciones, bien lo merece.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tus comentarios.