lunes, 10 de junio de 2019

Carissa grandiflora ( Ciruelo de Natal)

Nombre común: Cerezo de Natal, Ciruelo de Natal ...
Familia: Apocynaceae.
Origen: Sur de África (Nativo región costera de Natal.)

Introducción:
Estimados amigos/as, estamos ante un arbusto de gran belleza muy utilizado como ornamental tanto por su floración como por su fruto como veremos más adelante. Carissa grandiflora o sinónimo Carissa macrocarpa, es un arbusto que puede llegar o pasar los 2 metros de altura, algo compacto y de crecimiento bastante desordenado. En sus lugares de origen viven y se desarrollan en zonas de dunas junto al mar, por lo tanto, hablamos de un arbusto ideal para emplazar en zonas de costa sin ningún problema admitiendo la salinidad y los fuertes vientos costeros. Existen ejemplares de porte tipo rastrero y de porte erguido, el de porte erguido es el que tratamos en esta entrada. El de tipo rastrero se suele utilizar también para las técnicas del bonsái.


Carissa grandiflora.

Características:
Hojas, sus hojas de color verde intenso, brillantes, coriáceas, opuestas, de forma ovalada, de  peciolo corto y terminación en punta. Son de un gran atractivo en esta bella planta.


Sus hojas.

Espinas, es un arbusto que presenta numerosas espinas dobles en forma de (Y) que emergen junto a sus hojas, de ahí, que sea un arbusto ideal para emplear como seto de protección en alguna zona abierta que queramos proteger del paso.



Sus espinas.

Flores, sus bellas flores de color blanco, perfumadas, con forma de estrella o hélice de cinco pétalos, atraen a gran cantidad de mariposas y otros insectos polinizadores. Empieza a florecer en primavera con una profusa y larga floración en meses sucesivos, tener en cuenta que presentan a la vez fruto y floración.


Sus flores.

Fruto, su fruto de color rojo ya maduro son comestibles de forma ovalada a redonda midiendo aproximadamente 5 cm. de longitud por 3 cm. de ancho. Cuando son verdes al principio están provistos del famoso látex blanco, un vez maduros, su piel es roja color cereza, su pulpa, sabrosa y muy jugosa con semillas en su interior, estas se pueden comer o quitar. Se suelen emplear mucho para la confección de confituras, mermeladas, dulces ... poseen altos niveles de calcio y magnesio entre otros. Su fruta, igualmente atrae a gran cantidad de pajarillos y aves donde encuentran en ella un importante alimento en época de escasez.
Suelen presentar como ya dije anteriormente al mismo tiempo tanto flores como fruto.


Su fruto. Foto de Wikimedia Commons
Autor: Bosque y Kim Starr


Su fruto.














Este arbusto casi de zona tropical una vez pasado el período de adaptación prospera de maravilla en esta zona del levante español, soporta temperaturas muy altas en período estival así como ciertas heladas de baja intensidad, si pierde sus hojas por alguna helada se suele recuperar con bastante facilidad.
Prospera en casi todo tipo de suelos por pobres que estos sean, su único requerimiento, que el suelo de plantación disponga de un excelente drenaje sea suelo o maceta, ya que el encharcamiento no lo tolera, (pudiendo morir por pudrición de sus raíces.)




Riego, es una planta que una vez adaptada es tolerante a la sequía incluso extrema, lo que le hace ideal para emplear en xerojardinería. En Nicaragua, fue introducida y cultivada en áreas secas.
Siempre, regar de forma comedida evitando el encharcamiento.
Requieren en su emplazamiento tanto de pleno sol como de sol y sombra, aunque su desarrollo al parecer se da mejor entre sol y sombra.
Es conveniente abonar cubriendo su base con una buena capa de estiércol bien curado o mulching a primeros de otoño.




Plagas, es un arbusto muy resistente a plagas, podría presentar en sus brotes tiernos pulgón aunque no suele ser habitual. Si el suelo es demasiado pobre podría verse afectado por clorosis (sus hojas con tonalidad amarillenta,) si esto sucede, abonar con un abono rico en hierro.
Poda, es conveniente después de la floración aunque tenga fruto dar una ligera poda todos los años, de esa forma podremos controlar su crecimiento y silueta, ya que es un arbusto que tiende a crecer de forma desordenada y a enmarañarse.
Reproducción, podemos reproducir esta planta mediante esqueje y semillas.
Propiedades, aparte de las propiedades que tiene su fruto en Calcio, Magnesio y Fósforo, a sus raíces, se les atribuyen propiedades para ciertas infecciones intestinales. Es uno de los arbustos que no presentan raíces potentes que puedan invadir o dañar alguna zona dependiendo de su ubicación.


Carissa macrocarpa.

                    Mi gran curriculum vitae:

  • Permite en primer lugar que me presente. Me llamo Carissa, como puedes apreciar tengo nombre de mujer. 
  • Mi nombre, uno de tantos orígenes proviene de la palabra griega <Karis> que significa "belleza y amabilidad." Como podrás observar más adelante tengo muy buenas cualidades, como mujer, soy muy femenina y agradable, pero también persuasiva y agresiva cuando el momento lo requiere.
  • Soy un bello arbusto que muestro la belleza tanto de mis flores como de mis frutos y en ciertos  momentos del año podemos coincidir ambos en la planta. 
  • Mis bellas y amorosas flores, son de un suave perfume con aroma a mujer. 
  • ¡¡Mi fruto!! qué puedo decirte de mi fruto, mi fruto rojo carmesí es, como un loco beso apasionado, tierno, dulce y jugoso. 
  • Mi porte, he de reconocer que mi porte no es de los más atractivos, pero en tus manos dejo ser moldeada y podada adaptándome a tus gustos. 
  • Requiero de muy pocos riegos más bien escasos, pues soy una planta que poco pido para todo lo que ofrezco, incluso, puedo ser ubicada en xerojardín tan demandado hoy día. 
  • Mi lado menos amable son mis grades espinas, nadie, se atreverá a pasar entre ellas. Si deseas proteger algún pequeño hueco para cerrar el paso a animales o personas soy tu planta, asegurándote una buena protección. Antiguamente, los nativos del lugar de origen me empleaban para cerrar el paso a ciertos animales.   
  • Como habrás podido comprobar soy una planta muy digna para hacerte compañía. 

                 


                                       La Frase:

                                                       "Nunca la sabiduría dice una cosa y la naturaleza otra"


                                                          Décimo Junio Juvenal  (Aquino-Italia 50 d. C.)